El trabajo de una mujer nunca se hace. Pero no se olvide que tiene que haber tiempo para jugar!

Los nueve bebés dormían anoche, y pensé en un sueño a mí mismo, pero luego vi que mi mascota, Juan, y mis mascotas adoptadas Martin y Gonul, estaban listos para jugar. Así que ¿por qué no decidí?

Yo los llevé al parque, y les mostré cómo coger un frisbee.

Ver el vídeo – usted puede ver que tienen mucho que aprender!

A woman’s work is never done. But let’s not forget there has to be time to play!

All nine babies were asleep last night, and I thought about a sleep myself, but then I saw that my pet, Juan, and my adopted pets Martin and Gonul, were ready to play. So I decided why not?

I took them all to the park, and showed them how to catch a frisbee.

Watch the video – you can see they have a lot to learn!